Consejos para guardar tu colchón

guardar colchón

Consejos para guardar tu colchón

Consejos para guardar tu colchón
5 (100%) 4 votes

Por su tamaño y porque tiene una función tan importante como facilitar nuestro descanso, un colchón no se puede guardar de cualquier manera. Y es por eso que desde Almazen Trasteros queremos daros algunos consejos para guardar tu colchón.

Las mejores maneras de guardar tu colchón

Cuando cambiamos de colchón, hay dos cosas que podemos hacer con el  viejo: guardarlo o bien tirarlo a un punto limpio. Tal vez no desees tirar a la calle el pobre colchón que durante tanto tiempo te dio descanso, por eso puedes optar por guardarlo para el cuarto para invitados o bien para el instante en que tu hijo tenga la edad suficiente para precisar una cama más grande. Los colchones no son lo suficiente pequeños para guardarlos dentro de una casa y almacenarlo puede ser un tanto complicado.

De qué forma guardar un colchón

Escoge un espacio que sea fresco y seco, como pueden ser los trasteros de Almazen. Evita el sótano si está húmedo y mantenlo lejos de las áreas con moho o bien mal fragancia. Acuéstalo, a fin de que todos y cada uno de los lados reciban exactamente la misma presión.  Y evita ponerlo en un sitio donde pondrás encima objetos pesados por largo tiempo. Si lo haces, vas a crear huecos o bien vas a doblarlo, lo que será fatal para el colchón.  Si lo guardas en un área del sótano que sea propensa a las inundaciones, colócalo sobre tablas para hacer que no toque el suelo. Asegúrate colocarlo lejos de las mascotas y que no se atore en clavos o bien objetos afilados.

Almacenaje de un colchón a largo plazo

Guárdalo en un plástico que deje que “respire” y lo resguarde de los elementos.  Y evita poner el colchón en una cubierta gruesa de plástico, puesto que esto provocará que la humedad se condense. Un plástico que deje que respire va a ser suficiente para resguardarlo del moho y el polvo y la humedad.

Eso sí, los colchones no están hechos para estar almacenados por bastante tiempo, aun si están bien protegidos. Cuanto más tiempo continúe guardado, más posibilidades de que padezca daños estructurales o bien en la lona.

Refréscalo tras un tiempo guardado

Cuando sea el instante de sacarlo del lugar de almacenaje, refréscalo justo antes de utilizarlo. Es posible que huela el sitio donde estaba guardado y seguramente esté un tanto húmedo. Si el tiempo es bueno y tienes un jardín sácalo al exterior todas las horas  que sean necesarias para ventilarlo. Salpicar bicarbonato de sodio encima dejará que absorba los olores y la humedad. Aspíralo ciertas horas después para eliminar el bicarbonato de sodio. Y por último utiliza agua saponácea para suprimir cualquier mácula y deja que seque antes de utilizarlo.

Con estos consejos, podrás guardar tu colchón en perfectas condiciones y volver a utilizarlo en un futuro.

Se el primero en comentar

Publica un comentario