Cómo ganar espacio en tu casa

ganar espacio en tu casa

Cómo ganar espacio en tu casa

Si estás pensando en que ya hay poco espacio en casa y cada vez el estrés aumenta más a causa de esto, no tienes de qué preocuparte, todavía quedan algunas soluciones que puedes poner en práctica. En este post te ofrecemos algunas ideas sobre cómo ganar espacio en tu casa.

3 consejos para ganar espacio en casa

La clave de para ganar espacio en tu casa es tener creatividad y saber organizarte. Al contrario de lo que muchos piensan no es una cuestión de espacio, pues puedes tener un lugar pequeño pero si está bien distribuido es posible sacarle el máximo provecho y contar con espacio para todo.

Basándonos en todo esto, te damos algunos consejos que te ayudarán a encontrar espacio extra en casa.

1. Organiza tus cosas

Puede sonar un poco raro o fuera de lugar si estás pensando en cómo ganar espacio en tu casa, pero a veces el problema real es un exceso de desorganización. Así que una buena recomendación es que hagas un inventario y decidas qué estás utilizando realmente y qué tienes guardado desde hace tiempo sin usar.

¿Qué hacer con las cosas que no uses? ¡Fácil! Puedes contratar un mini-almacén para guardarlos. Estos espacios funcionan similar a un trastero.

Después de hacer este ejercicio y organizar un poco, te sorprenderás del espacio disponible a tu disposición.

2. Construye espacios adicionales

Esta es una de las soluciones más comunes para ganar espacio en la casa. Construir puede ser costoso pero también es una buena inversión, los cambios más recurrentes consisten en ampliar la cocina, crear un área adicional para el lavadero o construir un altillo.

3. Aprovecha la altura de tu casa

Las paredes son espacios que están disponible para su uso, especialmente en casa con techos altos, pero pocas veces pensamos en utilizarlo. Una forma muy sencilla de aprovechar este espacio es instalando repisas o estanterías en las paredes.

Estas son nuestras tres sugerencias sobre cómo ganar espacio en tu casa; como ves, todo depende de conocer lo que tienes, organizarte, usar esos lugares que, aunque parezcan poco comunes, pueden ser muy útiles y, de ser necesario, contratar un mini-almacén para guardar todo lo que ya no necesitas o usas.

 

Se el primero en comentar

Publica un comentario